Conoce a quien está detrás de las crónicas

sábado, 1 de abril de 2017

Los demonios sueltos

Perdido en ti,
petrificado como quien mira a la Gorgona,
tenso y pérfido insisto en esos ojos.
En cada espacio de mí, adentro, surges.
Escenarios rojos, preñado de ellos,
los lugares inimaginables de ti.
Saliva excesiva y manos sudadas.
La algarabía del cuerpo,
la ciudad afuera y tú dentro,
muy dentro, en mi sótano.

¿Están ahí todas las cosas? (Tú)
me faltan; te sobran...
La aspereza de tu piel,
poros abiertos y vellos de puntas.
el infierno flameando, 
baila en mi lengua tu nombre, empujando.
Olvido de Dios; tú de frente.
Estoy ajeno al mundo. 

Una copa,
dos distancias contundentes,
tres botellas de lo que sea.
La embriaguez está de turno,
saeta zigzagueante, yo.
Los pies como trípodes mancos,
el murmullo rebotando en el cráneo.
No te vas, no te vayas, tengo hambre.

Sabes el códice de mi súplica,
sospecho, me conoces.
Silente rapaz, di mi nombre.
El tuyo me desgarra la garganta, arde.
Entre los dedos el cigarro,
los labios enrojecidos. 
La espera y sus grilletes.

Trago saliva, 
el susurro se vuelve silbido,
llevo horas montado en el carrusel. 
Tú multiplicándote, sois plural.
No sé donde estás infierno,
tengo demonios afligidos.

Abrásame,
la carne cruda ya está sobada,
que suene el estruendo de la quemazón,
tu lengua rodando en los labios, humean vapor,
y los pies ya son varas ardidas; inquietos.
Muérdeme, hoy no soy humano.

Esta noche no soy yo,
Ícaro en picada.
El mar, la caída y la piedra.
Las alas despedazadas y tus pies el colchón.
Rota la sobriedad; intacta la copa. 
La borrosidad del todo.

Irreconocible,
el tacto de las mano no me pertenece, 
mi cuerpo ligero e impreciso. 
Muerdo y lamo; hiero y sano.
El lado salvaje que transpira azufre y miel.
A Pandora solo le queda la caja, 
los demonios sueltos están.

Carlos Arturo

martes, 7 de marzo de 2017

El deber de las flores

El deber de las flores es la interrogante.
Despensa de abejas y oasis de mariposas,
las manos que arrancan de sus raíces.
El perfume, las usanzas, más otros demonios.
Hay masacres que la cultura no percibe, banalidad
Un jarrón con flores es un velorio de adorno,
deshojarlas con dudas místicas del sí o no.
Aunque carecen de sistema nervioso, duele.
La belleza no escapa de la crueldad y la indolencia.

Carlos Arturo

miércoles, 1 de marzo de 2017

...

Promete e incumple,
espero a sabiendas.
Lo sabe y sonríe,
la feria de decepciones acampa,
 me vuelvo parte de la atracción.
Con las prioridades y el hedonismo no se compite.
No tengo ganas de hacerlo; no quiero.
La hiperqueratosis crece.

Carlos Arturo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Desde: "desdeloprofundomedevora.blogspot.com"

Desde: "desdeloprofundomedevora.blogspot.com"
Gracias Verónica por tomarme en cuenta :-) Feliz semana de la amistad a todos