miércoles, 7 de agosto de 2013

Silencio

Silencio…
Rehuido de lo absoluto.
Impredecible sigilo que emula el ojo de huracán
a tiempos eco de la soledad,
en destiempo especulación nocional.
Entre paréntesis se despliega como un exilio
dilatando y redondeando las esquinas,
configurando un epicentro de contradicciones
en el que las musas y la inexistencia juegan ajedrez,
y a veces amanece…

Silencio.
Alarma de la introspección,
me adentro en tus entrañas de laberinto minotaurino,
ablandando los secretos rígidos en tu homenaje
erigiendo escalones desde la divagación,
con Erebo extendido en toda lateralidad
volviéndome alguna vez luciérnaga,
o farola, que alumbra la brecha del campo de batalla;
con armas nimias que bostezan antes de disparar

Silencio,
manicomio de este psiquiátrico,
embriaguez de este adicto;
Hoyo negro existencial,
amansa las fieras y a los monstruos,
al ritmo de su contundencia
y al cansancio del ver ahogados sus gritos 
para devorarlas procesualmente,
mas las regurgita por ocasional indigestión.

Silencio,
Fachada del olvido que se olvida,
Cofre de un yo intacto,
Que guarda gigantes y enanos aferrados al polvo,
Permaneciendo intactos hasta su abertura.
 Tertulianos intangibles que coinciden con la realidad
formando con los restos eso llamado verdad
desnudando la vulnerabilidad del ser en lo posible,
cuando las gallinas dormitan.

Silencio,
mordedor implacable inoportuno.
 Lamedor dócil pertinente.
Desdoblado en espectro,
funge como eje gravitacional de miedos y tranquilidad,
útero del críptico feto de lo incomprensible
Cordón umbilical del nacimiento divino 
entregado al bipartidismo del caos y la paz,
entre afluencias de suposiciones,  memorias y juicios.

Silencios,
motel del tránsito existencial.
Cóctel ambiguo para una esquizofrénica concepción del tiempo.
Absurda e imperante, búsqueda o encuentro.
Bandido y héroe,
o simple paso de la nada y del algo copulando,
vigoroso psicotrópico… incoloro, sin sabor e inodoro.
Extremo que trae en su galope a la locura,
mientras las Moiras afilan sus tijeras frente al hilo de la cordura.

Carlos Arturo

5 comentarios:

MAMUMA dijo...

Muy bueno, saludos.

mamasalbordedeunataquedebesos dijo...

No sabes cómo me alegra verte de nuevo a las andadas y que rompas ese silencio. Deseando volver a empaparme de tus palabras.

Un fuerte abrazo querido amigo :) eres todo un luchador!!

Mariluz G H dijo...

Mi querido poeta, qué grandes versos. Siempre es un placer leerte.

Cómo se va notando en ellos la madurez de tu sentir.

Un abrazo grande, desde este lado.

Armando dijo...

Mi querido amigo.Me alegra enormemente saber de ti después de esta larga ausencia.En infinidad de ocasiones, he tratándo de contactar, pero me ha sido completamente imposible.
Un fuerte abrazo.

Armando dijo...

Grata sorpresa la que me llevado al ver que después de tan larga ausencia, has reeditado bastantes de tus publicaciones.
Espero que vuelvas pronto entre nosotros.
Un abrazo, Caco.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Desde: "desdeloprofundomedevora.blogspot.com"

Desde: "desdeloprofundomedevora.blogspot.com"
Gracias Verónica por tomarme en cuenta :-) Feliz semana de la amistad a todos