sábado, 9 de abril de 2011

Lo juro por las Gracias


Lo juro por esta decadencia que se nos avalancha encima, por el estigma que llamas destino y que sigue vendando tus ojos, mas no te das cuenta de que son tus actos y no lo escrito en el viento lo que te hace creer en lo pulcro, cuando este juego es la mugre que crece entre las bisagras. Quizás, sea yo el errado, tal vez estoy cansado de toda esa basura buena o mala y que al final queda en un termino medio disfrazado de justificaciones o lapidado de acusaciones.

Y otra vez lo repito: ¡Lo juro! Pero esta vez con la mano en mis genitales, para no ensuciarme el corazón, con esta arcilla de conductas moldeadas por un artista mediocre. Y vete con las excusas que te he inventado para no seguir enviciado en tus caderas, para no aspirar tu perfume que en ocasiones al ser captado por mis fosas nasales ardidas comienzan a reventar vidrios sobre sus penumbrosos abismos.

Así es, ¡lárgate…! Márchate, aprovecha esta iniciativa endeble de no querer acobijarme en lo tibio de tu temperatura, saca partido a toda esta tragedia de mi caminar sobre un hilo en una lluvia de hojillas y diviértete en tu condena de libertad innecesaria, porque sigues en la esclavitud de tus vicios, viendo borroso a pesar del claro de tus ojos, de la ceguera selectiva que te sumerge en la locura de no querer por tan solo un tiempo de tu existencia  mirar el rumbo y examinar los por qué que se te han vuelto un apodo.

Y ya no sé por qué cosa jurar, porque no vale la pena sacrificar un “quien” en esta promesa, porque sé que los senderos de la desolación me obligarán a buscar la luz de tus dientes, a contaminarme con el humo de tus fumares, a volver a la jaula de tu entrepierna. Sí, lo sé, aquí el cautivo soy yo, no sois vos, ¿Pero qué puedo hacer? ¡Decime vos! Si sois la infección que ataca el cerebro, así como la meningitis. Sois la tristeza a la que los bobos nos acostumbramos, sois la trampa en la que caen los pendejos, sois música en esta fiesta, decime vos ¿qué puedo hacer? Mi opio personalizado.

Ahora mismo sigo el tramo de mi desesperación existencial tan pintoresca y abstracta como para que Edvard Munch resucite y se inspire en mi agonía. Transito los límites de la filantropía amando tu humanidad y la misantropía detestando tus actos. Si vos supieras y sintieras esto, entenderías de lo que te hablo, pero este trueque de información por lástima es inclemente, porque no reactiva la dopamina necesaria para sonreír en medio de esta calma tempestuosa.

¿Sabéis que este corazón se ha vuelto una prostituta?, como tu profesión por excelencia, como mi cara dura por el masoquismo y la tuya por tus andares a vox populi. Y lo juro por las gracias, por mi cordura y mis lamentos que me encargaré de que mi muerte lejana sea el completo olvido de tus archivos.

Así como te lo dije hace algunas palabras atrás: Lárgate, para fumarme tus memorias hasta que se endurezcan mis pulmones. Vete, que otra cama te espera para retozar y para ser desacomodada.

"Alea Iacta Est"

Autor: Carlos Arturo

7 comentarios:

rara calma dijo...

Querido amigo, quiero leerte, sentarme apaciguada y que me crezcan enredaderas en las piernas y disfrutarte. Déjame decirte que te extraño mucho por mi lugar, pero supongo que estarás tan atareado como yo con tus estudios de historia. Solo dime que estás bien ahí en tu agitada Venezuela y déjame tranquila.

Sabes que cuando me queda la pantalla en tu blog mi mamá pasa y dice "Qué hermosa canción" y la dejo all over again otro ratito más... (intimidades de una bloggera, jjj)

Besos enormes.

MariluzGH dijo...

Un duro relato, mi querido amigo Carlos.
Pero sí, el protagonista ha sabido romper y salir de la crueldad de una relación amorosa... bravo por él. El dolor pasará, como todo en la vida :)

tres abrazos enteritos para ti,

Ana Márquez dijo...

La jaula de tu entrepierna jaja, me ha gustado esa imagen, mucho, casi tanto como el poema que dedicas a tu sobrino Juan Diego :-) Es una preciosidad, ve preparándote para cuando empiece a caminar porque si lo tienes cerca tendrás que colocar todos tus objetos queridos lejos de su alcance :-) Te lo dice una tía curtida en mil lances con sus sobrinos, jaja.

Un besazo, poetazo.

Folhetim Cultural dijo...

Olá passo por seu blog para convidar você a visitar o meu que é dedicado a cultura. De segunda a sexta feira noticiário cultural aos sábados minha coluna poética ás 09 horas da manhã e ás 5 da tarde Chá das 5 sempre com uma participação especial. Irei aguardar sua visita lá. Abraços sucesso em seu blog. O endereço é informativofolhetimcultural.blogspot.com

Magno Oliveira
Twitter: @oliveirasmagno ou twitter/oliveirasmagno
Telefone: 55 11 61903992
E-mail oliveira_m_silva@hotmail.com

Gaspar II dijo...

Un duro relato que ojalá traiga el fin esperado, a veces mantenerse atado a alguien suele ser mas difícil que el dolor de la despedida, pero cuesta entenderlo.

Un abrazo

Mujer de agua dijo...

que maravilla de escritura, me encantó y realmente me sentí identificada por momentos, esos malditos retazos que nos capturan y no nos sueltan, nos desprecian pero la estancia es tan enceguecedora que cuesta separarse...y la promesa del"nunca mas!" se vuelve una esperanza de sanar

Caco dijo...

* Artemisa (Rara calma), dile a tu mamá que este venezolano le envía un inmenso abrazo.

Me llena de alegría cada vez que venís por aquí y me hacéis sentir querido, estimada amiga. Yo también te he extrañado. Afortunadamente, todo me va bien, siempre estoy apretado de quehaceres, pero procuro sacar tiempos para leerte a vos. Venezuela está meciéndose entre contradicciones y "dualismos" mas ahí vamos recolectando frutos para alimentar la esperanza.

Besos grandotes y abrazos para vos.

* Mariluz, gracias a la inconstancia de todo así será querida amiga. Gracias por siempre hacer ruido por aquí. Es un placer leerte. Besotes.

* Ana Márquez, ay amiga, ya ha comenzado a tantear todo con sus manitas. Ni las gavetas pueden salvarse. ¡Jajaja!. Muchas gracias por tus constantes regresos. Besotes.

* Gaspar, amigo, tenéis razón. Y más cuando esa persona no tiene intensiones de enseriarse, pero algo te digo, el cansancio y la resignación también terminan pintando finales. Muchas gracias por ir y volver. Abrazos inmensos.

* Mujer de Agua, así es amiga. Parece que mecernos en el masoquismo se nos hace un vicio, teniendo claro que los nexos no son fáciles de cortar, los apegos emocionales suelen estar cargados de contradicciones, pero cuando se decide cortar los hilos las cosas comienzan a verse de un color menos apagado... para bien o para mal. Muchas gracias por venir, bienvenida siempre y cuando desees. Besos y abrazos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Desde: "desdeloprofundomedevora.blogspot.com"

Desde: "desdeloprofundomedevora.blogspot.com"
Gracias Verónica por tomarme en cuenta :-) Feliz semana de la amistad a todos