martes, 9 de junio de 2009

"El silencio del pasado"


¿Hacia dónde fue tu arquitectura? Sabio rompecabezas que hoy sólo constituyes historia. Los primeros mitos del diluvio se impregnaron en ti, siendo victima de tus dones, siendo amante a tus dioses, pionera de la agricultura.


En intentos fallidos por alcanzar el cielo, con un zigurat proclamaron bendiciones para esas ciudades, quienes sintieron los pasos del hombre, donde crecieron las costumbres sedentarias.


Entre tus calles nacieron las primeras escrituras, máximo ejemplo del poder que venía germinando como semilla de la más alta categoría. Tus hombres crearon el cello y se atrevieron a recorrer un poco los mares con maderas y piel.


Tus vientos trajeron desgracias a tu existencia, cuando el impostor llegó al poder, heredero de un crisol que poco a poco fue matando tu lengua. Y en las montañas crecían los ecos de dragones que se impusieron sobre esa dinastía y se hicieron dueños de tus dueños, la barbarie colapsó lo que en años tanto costó construir, a costa de tus limitados recursos. Morías lentamente, desangraba tu orgullo entre los regaderos que tus hombres pre-invadidos hicieron posible.


En el ocaso y casi llegando tu final, diste un brinco ciego y permitiste imponer de nuevo a tu primera cultura, dando nacimiento a las leyes, a la venganza, aún más reforzada, y los dioses de nuevo sonrieron. Pero dentro de ti, sabías que el final llegaría, y el renacimiento pronto perecería y caería en manos de nuevos ambiciosos.


Del barro que nació el hombre, del barro que el hombre utilizó para construirte y hacerte grande y bella, aventajada de la media luna fértil, de tus recuerdos sólo queda masa endurecida, inscripciones que fijan un estigma en los milenios que adoraron tu existencia, tierra cicatrizada y alojada entre ríos, acobijando entre tus arenas a los sumerios, arrancada pero alimentada por los acadios, herida por los gutis, amorritas, asirios, persas y tantos poderes que te amarraron a un destino que el sonar del río te anunciaba.


Con murallas fuertes y débiles a la vez, hermosa gigante de pies de fango, la denominada Mesopotamia que hoy resume escombros y silencios milenarios, vestida por una nueva nación, despejada de las adoraciones que le dieron vida, olvidada, triste y rota, guardando los secretos de tus hombres y viviendo bajo el peso del pasado.



Autor:

Carlos Arturo


7 comentarios:

"Naza" dijo...

Me gusto! muy tu...

Historico..

Saludos cacoo.. y gracias por pasarte por mi blog!!

Caco dijo...

No tengas cuidado amiga, me encanta leerte, pero también me fascina que te pases por aquí... gracias a ti por leerme.....

Jejeje... si necesitaba hacer un tanto fuera de lo que había venido creando!! espero y sea un buen resultado. Saludos!

Yaiza dijo...

Hola caco, muy bueno el post.
Besos.

Caco dijo...

Gracias Yaiza :-) bienvenida como siempre, y gracias por tu comentario!

RuzZiEl dijo...

hola caco que lindo esta tu blog y tu siempre un excelene escritor amigo te felicito!
un gran beso

Caco dijo...

Graacias Zu... es un hermoso placer que leas... y gracias de nuevo por tantas cosas bonitas...

Besos y abrazos!

Ana Márquez dijo...

Interesante mezcla de historia y poesía. Los antiguos dioses viven en la piedra, la poesía vive en tu palabra. Felicidades, y gracias por tus comentarios en mi blog. Nos seguimos leyendo :-) Besos

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Desde: "desdeloprofundomedevora.blogspot.com"

Desde: "desdeloprofundomedevora.blogspot.com"
Gracias Verónica por tomarme en cuenta :-) Feliz semana de la amistad a todos